Fichaje inminente para la medular de la UD

Ayer se produjo una reunión en la sede del club en la que Manolo Márquez, rodeado de su cuerpo técnico, y la dirección deportiva de la entidad, presentes Toni Cruz, Luis Helguera y Patricio Viñayo, consensuaron el perfil del futbolista que se quiere y cerraron filas en el asunto. Tan productivo fue el cónclave que, instantes después, Miguel Ángel Ramírez hablaba en la emisora oficial del club con seguridad y optimismo sobre la adquisición que, según sus declaraciones, está a punto de cristalizar, sin necesidad de esperar al cierre del mercado estival.

«Hay muchísimo interés de su equipo por cederlo, muchísimo interés del jugador en venir y de la UD Las Palmas en que venga porque se ajusta a nuestro perfil. Tenemos que traer jugadores que se adapten a ese perfil. Es joven y mañana (hoy para el lector) podría quedar ya resuelto», expuso Ramírez, informado al detalle de las negociaciones y confiado en que, de una vez, el entrenador tenga a su disposición a la pieza que viene demandando desde la venta de Roque Mesa al Swansea.

Ramírez también insistió en que, salvo sorpresa, aquí quedará cerrado el capítulo de altas. «Por ahora sólo vendrá un centrocampista», zanjó el jerarca.

Además de la actualidad de la plantilla, marcada por la derrota en la jornada inaugural y el venidero compromiso frente al Atlético de Madrid, Miguel Ángel Ramírez ratificó que hay que tener paciencia en el proyecto que ha empezado a andar y, en la figura del entrenador, reiteró su absoluta confianza.

En distendida charla con Paco García Caridad, director de Medios de la UD, también aludió, entre otras cuestiones, a la campaña de abonados: «Estamos en torno a 17.300 abonados. Esperaba estar en algo más de 19.000 pero hay que hacer un análisis real de la situación. La media de aficionados que vinieron el año pasado es la media mayor de la historia del club. No habían venido tantos aficionados a ver a la UD como el año pasado de media. A partir de ahí existen un montón de variantes. Muchísima gente que la situación económica es complicada, otras por la elección de la televisión que sus partidos sean viernes y lunes... Hay muchísima oferta de ocio».

Eso sí, descartó que los números pretendidos no se alcancen por cuestiones monetarias: «El problema es que no hay más gente, no de precios. Hemos intentado promocionar para que nuestros precios se adaptaran a nuestros aficionados y no lo hemos logrado».

«Más no podemos hacer. El año pasado trajimos a Prince, Jesé, Halilovic... Creo que se hizo un equipo importante, estuvimos líderes, en una zona cómoda. A excepción de esos últimos cuatro meses, que también creo que han afectado a esta campaña, el equipo en líneas generales cumplió sus objetivos. Nosotros teniendo 20.000 personas por partido estamos bastante satisfechos porque es una media importantísima», insistió.

Sobre la marcha de Prince Boateng, dijo: «Renovó sabiendo hacia dónde iba nuestro proyecto, sabía qué jugadores iban a venir como era el caso de Calleri, por ejemplo. Sigo confiando en que se retire aquí».

Nota de Canarias7

 Compartir en las Redes

Deja un Comentario


Comentarios