La liberación del goleador Jonathan Calleri

Jonathan Calleri se ha liberado. Su gol de cabeza ante el Atlético de Madrid, el primero en un partido oficial en más de siete meses, ha reafirmado su buen trabajo hasta el momento. Pero su liberación no sólo proviene de su tanto, sino también de sentirse el delantero titular para Márquez una vez que Prince ya no pertenece a la plantilla. A falta de la posible llegada de un fichaje para reforzar el ataque, el argentino está llamado a ser el 'hombre gol'.

El gol libera a los delanteros y por eso Jonathan Calleri ya no soporta la carga que supone la falta de acierto de cara a la portería. Su tanto frente al Atlético de Madrid, el primero en partido oficial en más de siete meses -el último lo consiguió con el West Ham el pasado 21 de enero-, aumenta su crédito, el que todo nueve debe renovar constantemente a base de goles. Pero no sólo se siente liberado por haber mandado ya un balón a la red, sino también porque, con la marcha de Prince, ahora es el delantero titular para Márquez.

Sin Boateng, y a falta de que la entidad amarilla pueda reforzar el ataque con un sustituto para el berlinés antes de que termine el mercado estival -el viernes a las 23.59 horas-, Calleri es el hombre llamado a ser el goleador del equipo este nuevo curso 2017-2018.

Atrás queda su mala experiencia la temporada pasada en el West Ham, donde tan sólo jugó 19 partidos entre cuatro competiciones. Peor aún fue su estadística de goles, sólo uno. El delantero argentino estableció como causa principal de su mala campaña su tardía incorporación al equipo, ya avanzada la pretemporada.

Pero ahora la cosa ha cambiado. Calleri sólo se perdió los cuatro primeros entrenos del equipo y quiere volver a ser el mismo que logró 12 goles en 17 partidos -en tres competiciones- con el Sao Paulo y 21 tantos en 53 encuentros -en tres torneos- con el Boca Juniors.

Golazo ante Oblak

En dos partidos de Liga con la UD, Jonathan Calleri ya ha demostrado algunas de sus prestaciones, aunque lo que quedará será su gol contra el Atlético de Madrid. Un movimiento perfecto de delante hacia atrás para zafarse de Godín le hizo quedarse solo y aprovechar el centro magnífico de Momo desde la izquierda. Su cabezazo, desde cerca, fue imparable para Oblak.

Sin embargo, cabe destacar más cosas de su actuación en estos primeros 180 minutos de campeonato. Por ejemplo, su participación constante en las jugadas de ataque. Calleri cae a las bandas, protege balones ante los defensas rivales e incluso se atreve a encarar. Es un delantero en permanente movimiento, que busca el remate a las primeras de cambio y que además sabe buscar el mejor sitio dentro del área rival.

Sin embargo, la titularidad del argentino en el nuevo proyecto de la UD no estaba del todo garantizada. Durante la pretemporada, Calleri había aprovechado la lesión de Prince, que tuvo unas molestias en la rodilla que le tuvieron fuera casi dos semanas, para ganarse el puesto de delantero centro.

Pero tras el regreso del berlinés, el técnico no les hizo coincidir ni un sólo minuto dentro de los partidos de preparación. Si entraba uno, se marchaba el otro, y viceversa. Lo que dio a entender Márquez es que consideraba a los dos como los nueves del equipo, a pesar de que en un primer momento se especuló con que Prince podría regresar a una banda, a la que finalmente fue relegado Araujo.

Ahora, ya sin Boateng, y a falta de la posible llegada de un nuevo delantero -la UD tiene interés en Rémy y Bojan-, el Chino es el suplente de Calleri. El argentino se ha ganado su sitio sin hacer ruido. Tímido fuera del terreno de juego, de momento está justificando el viejo interés de la UD Las Palmas por hacerse con sus servicios.

La entidad amarilla ya estuvo a punto de incorporarle como cedido en el pasado mercado invernal. Y ahora que ya lo tiene, todavía no le pertenece, sino que deberá esperar a que su dueño, el CD Maldonado uruguayo, le ponga un precio a final de curso. Pero eso queda lejos. Ahora se siente titular y acaba de marcar su primer gol. La liberación de Calleri ya se ha producido.

Nota de La Provincia

 Compartir en las Redes

Deja un Comentario


Comentarios