También el VAR contra el teatro en el fútbol

* Los entrenadores piden a la UEFA rearbitrar la simulación de los futbolistas y detener el reloj en el videoarbitraje para revisar las acciones polémicas.

* Reclaman contar con toda la convocatoria en el banquillo, sin descartes.

Algunos de los entrenadores europeos de primera línea acudieron este miércoles a la llamada que la UEFA siempre organiza a principios de curso en Nyon. Cita con aire informal (sólo Zinedine Zidane llevaba corbata) donde los corrillos son más interesantes que las conferencias. A Emery le preguntaban por Neymar y a Zidane por Asensio. Mejor fijarse en los gestos entre los popes de los banquillos: el buen feeling de unos y la alergia de otros. Rafa Benítez, por ejemplo, hizo un saludo rápido al técnico del Real Madrid, sin más. El actual preparador del Newcastle fue relevado del cargo el 4 de enero de 2016, tras un pobre arranque de temporada. Su sustituto ganó esa Champions (el madrileño, eso sí, renunció a la parte de la prima que le correspondía) y la siguiente, junto a otros títulos.

Varias de las víctimas de ZZ posaron junto a él en la foto de grupo que ilustró el evento. Allí estaban José Mourinho, Massimiliano Allegri o el barcelonista Ernesto Valverde, a los que ha ganado el Madrid sus últimos tres títulos (Duodécima, Supercopa de Europa y Supercopa de España). Otros, como Pep Guardiola, Diego Pablo Simeone o Carlo Ancelotti rechazaron la invitación. Una vía, la de la ausencia, que más de uno se planteaba la noche del miércoles para el futuro, debido al poco caso que la UEFA hace a las propuestas que realizan los técnicos de élite.

Este miércoles insistieron en ideas ya solicitadas, como la posibilidad de tener en el banquillo a todos los jugadores de la convocatoria, y lanzaron otras nuevas, vinculadas con el VAR, el sistema de videoarbitraje que algunas ligas están introduciendo. Los entrenadores no entienden cómo la Champions, la competición más importante de Europa, no aplica todavía la ayudas tecnológicas. También debatieron y criticaron la simulación de los futbolistas, que creen debería sancionarse con el VAR. Otra sugerencia de los técnicos fue que, como en el baloncesto, el reloj se pare cuando se detenga el juego para revisar las acciones polémicas. «No sé para qué venimos. A todo nos dicen 'no es posible'», repetían a la salida de la reunión.

Nota de El Mundo

 Compartir en las Redes

Deja un Comentario


Comentarios