Leandro Chichizola

Publicado Por: Luismi de León , 19-08-2017

No hay mal que por bien no venga. O eso al menos es lo que debe pensar el nuevo portero de la Unión Deportiva Las Palmas.

Y es que el guardameta, que el viernes destacó en la derrota del equipo amarillo, no siempre fue portero. Ni siquiera el fútbol parecía ser su destino.

El argentino jugaba de base en el equipo de baloncesto de su ciudad. El San Justino.

Hasta que un día, descontento con una decisión arbitral, agredió al árbitro. Leandro fue sancionado con dos años sin poder jugar al baloncesto.

Pero como decía al principio, no hay mal que por bien no venga. Esto provocó que Chichizola probara suerte en otro deporte. Cambió la canasta por el campo de fútbol de San Justo. Pero hay más, su comienzo en el deporte rey tampoco fue en la portería.

"Chichi" empezó como jugador de campo. El guión de su destino necesitó de un nuevo cambio para llegar a donde está hoy. Para un partido el equipo no tenía portero, el entrenador le pidió a Chichizola que se pusiera bajo palos solo durante la primera parte, pero ya no lo dejaría nunca más.

Casi de casualidad descubrió que lo suyo era la portería. Aquél niño que empezó jugando al baloncesto, pasó de utilizar las manos para meter canastas, a usarlas para evitar goles.

Ahora, acaba de debutar en la mejor liga del mundo, y además, teniendo un papel destacado.

Bendito destino.

 

 

 

 

Deja un Comentario


Comentarios