Pasión Amarilla | Jémez y el más difícil todavía

Jémez y el más difícil todavía

Lo decía abiertamente el entrenador de la UD Las Palmas, Paco Jémez ayer en su habitual comparecencia ante los medios se comunicación: "Si salvarnos antes era como dar un salto mortal y caer en una piscina de dos metros ahora me parece que salvarnos sería como dar un triple salto mortal con tirabuzón y caer en un vaso se agua".

No es sospechoso Jémez de esconderse y aún siendo sutil, ha dejado claro que la baja de Jonathan Viera no le ha sentado nada bien al técnico grancanario que siempre cuando se le interroga sobre el caso Viera replica con un: "Ya le he trasladado mi opinión a quien debo, presidente, jugador e incluso al director general". Días atrás incluso aseguraba que: "Si no me he marchado es porque traje a muchos jugadores y no les puedo fallar", en claro desacuerdo en la salida ahora del futbolista de La Feria al fútbol chino cuando el equipo  está jugándose la vida.

Es cierto que Jémez descartó a Rémy y a Tannane, según él, por actos de indisciplina que no podía permitir. A Lemos y Aythami los dejó salir por decisión técnica  pero también es una realidad que el caso Viera es un torpedo en la línea de flotación de una nave que hace aguas "tanto si se queda como si se va", lo que finalmente ha sucedido. Una bomba que le ha estallado en las manos y cuyos daños trata de minimizar.

Si a eso unimos que se ha fichado un delantero fuera de forma, Emmanuel Emenike y las bajas por lesión de Peñalba y más preocupante aún, la de Bigas, que tiene que operarse, los problemas no han hecho más que acumularse al estratega grancanario que, sin embargo, ha rechazado la llegada de ningún refuerzo lanzando un enigmático aunque esclarecedor: "Prefiero quedarme así que ya hemos tenido demasiados sustos" contradiciendo al presidente que manifestó que interesaba "un jugador importante".

Jémez asume toda la responsabilidad sobre sus hombros de salvar al equipo, "algo histórico ya que nadie ha conseguido salvarse con once puntos en la primera vuelta" y lanza un claro guiño a la plantilla: "Me gustan los retos y es el momento de que los que no estaban entrando tanto den un paso al frente". 

Mañana en Butarte ante el Leganés una nueva final en este calvario en el que se ha convertido la temporada. Después viene el Barcelona...

Artículo: Quique del Rosario 

 

 Compartir en las Redes

Deja un Comentario


Comentarios