Los presidentes más locos del mundo

El presidente del Olympiacos se calentó con el plantel y directamente licenció a todos los jugadores. Acá, los más grandes disparates dirigenciales... 

UN DIRIGENTE MUUUY SERIO

“No les preocupa nada el equipo. Sólo piensan en sus bonitas casas y en sus cochazos. Los de la filial aman al club, ustedes no”. Así de caliente Evangelos Marinakis sancionó ayer a los jugadores del Olympiacos con 400.000 euros de multa a cada uno y los licenció. El presi, también propietario del Nottingham Forest de la Segunda inglesa, tomó esta decisión cuando faltan cuatro fechas para el final y su equipo ¡va tercero!, a seis puntos del líder AEK (tiene un partido menos). Hombre de palabra, las jornadas restantes las jugará con la filial...

¡SECUESTRÓ AL JUEZ POR UN PENAL!

En 2015, al presi del club turco Trabzonspor, Ibrahim Haciosmanoglu, se le fue bastante la manoglu: secuestró durante cuatro horas al árbitro, a los asistentes y al titular de la Federación turca después de que no le cobraran un penal. Sí, tras un 2-2 ante el Gaziantep, el directivo ordenó que retuvieran a estas personas en uno de los vestuarios y no las dejasen salir. Tuvo que interceder el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quien al conocer la situación llamó al dirigente y le ordenó la liberación de los árbitros que, al final, salieron con custodia...

UN PRESIDENTE COMO LA GENTE

Esta semana se supo que Andy Holt, dueño del modesto Accrington Stanley, líder de la Cuarta División inglesa, es investigado por... ¿comprar árbitros? ¿Quedarse con algún vuelto? ¿Arreglar elecciones? Naaaa. Después de cada victoria, el presi les da plata a sus jugadores para que se la gasten en McDonald’s (ojo, si pierden se pagan ellos). La investigación surge porque una norma de las divisiones menores del fútbol inglés establece que todos los incentivos y pagos deben estar incluidos en el contrato. “Es mi dinero, hago lo que quiero”, dijo él.

QUE SE VAYAN TODOS, QUE NO QUEDE...

En septiembre de 2015, el amigo Datuk Seri Mohamad Hassan, presidente del club malasio Negeri Sembilan FA (uno de los grandes de este país), despidió a todos sus futbolistas por el fracaso del equipo en la Súper Liga. Entre los jugadores del plantel estaba el volante cordobés Bruno Martelotto (ex San Martín SJ, Santiago Morning de Chile y Sportivo Belgrano, entre otros). El presidente explicó que tomó su decisión a raíz de que el equipo fracasó a pesar de la fuerte inversión realizada. Lo curioso es que el club ganó sólo una Súper Liga, en 2006.

​PRESI EN UN CLUB Y ¡TÉCNICO EN OTRO!

En julio de 2017 se conoció la historia del salteño Daniel Bustos: presidente del Club Atlético Concepción, de la Banda del Río Salí (Tucumán) y, a su vez, director técnico del Club Atlético Progreso, de Rosario de la Frontera (Salta). Entrevistado por el diario Clarín, Bustos contó su particular historia: nació en Salta, pero se crió en Tucumán, donde hizo las Inferiores en Atlético de Concepción y, con los años, llegó a ser presidente del club. Pero, claro, lo llamaron de su ciudad natal para dirigir al Club Atlético Progreso, de Salta, y agarró viaje. Un crack.

Mirá también: "Si mi abuelo tuviera tres pelotas, sería un pinball"

UN DIRECTIVO CON LA GUARDIA ALTA

Hace días, en Grecia, Ivan Savvidis, dueño del Paok Salónica, sintió que el árbitro lo estaba bombeando y, entonces, no lo acusó de ladrón ante los micrófonos ni lo destrozó por Twitter ni habló de guardia alta. Directamente este señor invadió el campo de juego con algunos hinchas ¡y con un arma en su cintura! Claro, después de este episodio, la liga griega se suspendió y el Gobierno pidió la orden de captura de Savvidis. Al final, lo sancionaron con no poder entrar a un estadio de fútbol por tres años y con una multa de 124.000 dólares.

Nota de Diario Olé

 Compartir en las Redes

Deja un Comentario


Comentarios