Viera salta la banca

Jonathan Viera pasará este lunes reconocimiento médico con el Beijing Guoan en una clínica privada de Lisboa y, si no surgen complicaciones, en las próximas horas se convertirá en jugador del equipo chino, batiendo todos los registros en materia de traspasos en la historia de la UD Las Palmas.

Viera, asesorado por su agente, se desplazó ayer a la capital portuguesa con el fin de cumplir con el protocolario paso de ser examinado antes de firmar contrato. Con permiso de Miguel Ángel Ramírez que es quien ha estado encabezando todas las negociaciones para su venta, esta tarde no estará presente en la sesión de entrenamiento del equipo y ya no volverá a vestir más la camiseta de la UD Las Palmas. El regreso del presidente del club a Gran Canaria, tras unos días fuera, reactivó las negociaciones con los ejecutivos asiáticos y se ha alcanzado un principio de acuerdo sujeto a que el estado físico de Jonathan sea apto. Una vez que en el Beijing se reciba el beneplácito de los médicos, se anunciará una operación sin precedentes en la economía doméstica y que pulverizará todos los récords.

Según ha podido saber este periódico, no se cubrirá la cláusula de rescisión del jugador, fijada en 30 millones de euros, pero sí serán atendidas las peticiones de la UD, que tasó a Viera en un mínimo de 18 millones. Considerando que posee el 60% de sus derechos federativos y que tanto el Standard de Lieja, su antiguo club, como Pedro Bravo, el anterior representante que lo llevaba, tienen derecho a un porcentaje de ganancias, parece seguro que el montante final sobrepasará los 20 millones. Si la entidad se asegura un negocio redondo por un canterano por el que ya sacó 2,5 millones en mayo de 2012, al traspasarlo al Valencia, el protagonista se asegura una cuenta bancaria de impresión, toda vez que tiene acordadas tres campañas de duración a razón de cinco millones netos por cada curso. En resumen, quince millones por su aventura en la Superliga china.

Artículo: Ignacio Sánchez Acedo para Canarias 7.

 

 Compartir en las Redes

Deja un Comentario


Comentarios